Viernes 19 de Enero de 2018
  
  
Diamante africano en Jazz Plaza 2018

Diamante africano en Jazz Plaza 2018

Entre las tantas y valiosas personalidades...

Jurado del Premio Casa sesiona en Cienfuegos

Jurado del Premio Casa sesiona en Cienfuegos

Los intelectuales que integran el jurado del Premio...

Obra de amor: El Martí ecuestre de Anna Hyatt

Obra de amor: El Martí ecuestre de Anna Hyatt

El próximo 28 de enero, en ocasión del aniversario...

  • Diamante africano en Jazz Plaza 2018

    Diamante africano en Jazz Plaza 2018

  • Jurado del Premio Casa sesiona en Cienfuegos

    Jurado del Premio Casa sesiona en Cienfuegos

  • Obra de amor: El Martí ecuestre de Anna Hyatt

    Obra de amor: El Martí ecuestre de Anna Hyatt

Artículos

En San Fernando de Camarones un proyecto rítmico de características peculiares.

La ciudad de Cienfuegos, fundada en el siglo XIX por Luis de Clouet de Pietre, es tierra de músicos: cuna del gran Benny Moré, de la Orquesta Aragón, de la Orquesta Jagua y del histórico septeto Los Naranjos. Todas estas emblemáticas agrupaciones tienen un fuerte componente en el municipio San Fernando de Camarones, uno de los pueblos más antiguos de Cienfuegos, y comprometido con perpetuar la tradición y renovación en el ámbito musical de la localidad. Podría decirse que Cuba le debe mucho a este pequeño terruño, del cual surgieron reconocidas figuras que integraron numerosas bandas y orquestas de nuestro país.

El pueblo asegura que la génesis del movimiento cultural en este lugar tiene que ver con la creación de una Academia[1] de música gratuita, durante parte de la primera y segunda mitad del siglo XX, que les ofreció la oportunidad de estudiar música, en una época donde las posibilidades de superación dependían directamente de la situación económica de las familias.

La Academia no solo gestaría un fuerte movimiento cultural, sino una diversidad de manifestaciones y estilos. San Fernando de Camarones se consolidó como uno de los escenarios artísticos más importantes de la localidad y el país, atesorando a importantes figuras y movimientos que forman parte del repertorio musical cubano, y que constituyen la base de nuevas formas de creación.

Leer más: En San Fernando de Camarones un proyecto rítmico de características peculiares.

Una organización viva, creadora y decidida a salvar la cultura

El frío noviembre de 1987 trajo días intensos en Cienfuegos para los más reconocidos hacedores de la cultura, empeñados en constituir una organización de creadores caracterizada por la calidad de la obra de sus miembros: la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Eran tiempos en que esta organización cultural de la sociedad civil cubana apenas tenía filiales en unas pocas provincias y muchas personalidades artísticas y literarias del país criticaban esta carencia que entorpecía el progreso de la política cultural revolucionaria. Por entonces, se desarrollaba el proceso de Rectificación de Errores, encabezado por Fidel, principal impulsor años atrás — exactamente en la segunda mitad de junio de 1961—, de la idea de que los artistas y escritores de mayor jerarquía se organizaran en una asociación.

Leer más: Una organización viva, creadora y decidida a salvar la cultura

Vigencia de la prédica de Juan Formell

La cultura de una nación está conformada por la vigencia de hechos cuya trascendencia en el tiempo, les otorga una permanencia que paulatinamente, define la identidad de un pueblo. Por lo tanto, dicho proceso de acumulación, se encuentra en constante evolución determinada por las diferentes variables que inciden en cada momento histórico. En tal sentido, hay figuras del entorno de la música popular que quedan en el olvido, si no lograron el acople de valores artísticos imprescindibles para alcanzar la eternidad, independientemente de que pudieron haber provocado cierta conmoción, pero efímeras por la carencia de un avalado talento. Otras en cambio, como el egregio trovador Sindo Garay, un maestro en las teclas del piano como Ernesto Lecuona o el inigualable Benny Moré y su Banda Gigante entre tantos otros, gozan de la más profunda admiración y respeto del que se diga cubano ahora y para siempre.

Orgullosos de contar con semejante cota de profesionales creadores, el maestro Juan Formell cual ancestral patriarca, nos convoca a meditar en torno al alcance de su obra proyectada en la sociedad de nuestros días.

Leer más: Vigencia de la prédica de Juan Formell

Cartelera Teatro Tomás Terry

Fotos de Cienfuegos