Letras y premios en Fundación de la Colonia Fernandina de Jagua

Las letras volaron del papel y el jurado de los premios literarios Fundación de la Ciudad Fernandina de Jagua 2019 dejó explícito la calidad de los textos concursantes; sobre todo, por la actualización del lenguaje, la originalidad en los modos de narrar las historias y el tratamiento a temáticas que en épocas pasadas fueron tabúes para el escritor.

En la categoría de cuentos para adultos, el lauro recayó en las manos de Pablo Manuel Guerra Martí por la obra La sencillez de la Felicidad, cuya organicidad estructural, uso de recursos lingüísticos, claridad en las ideas y oficio del autor le imprimen una relevancia a tener en cuenta por las editoriales de provinciales o nacionales. En ese mismo acápite mereció una mención especial Ana Teresa Guillemí Moreno por su texto Historias de Fernandina. Al decir del jurado es una obra que rompe con las tradicionales formas de contar, y a su vez, rescata fórmulas que acechan la fábula.

Mientras que el premio literario en el género de cuentos para niños y jóvenes tuvo como protagonista mayor a Isora Morales Suárez con el título Si la Nieve cayera…, el cual sobresale por el impecable dominio técnico literario de la narrativa, personajes bien perfilados desde principio a fin y la contemporaneidad temática y del lenguaje.

De igual modo se anunciaron una mención especial a Alexey Mendosa Quintero por su obra El color de la Tierra, donde prevalece el buen manejo del humor y el abordaje de temáticas muy actualizadas con un tratamiento sutil.

Además fueron entregada dos menciones en esta categoría: Relatos de Jagua en cronología y Sur y Mar, de los autores Pastor Omar Alfonso Palacios y a Hecmay Cordero Novo respectivamente. Cada uno de estos materiales literarios permite una lectura disfrutable, amena y con un dominio de las técnicas narrativas.

El Premio Colateral El Girasol Sediento, beca de creación que concede la Asociación Hermanos Saíz, lo obtuvo la obra Las Formas Invisibles, del cienfueguero Héctor Leandro Barrios González, la cual goza de un discurso coherente, donde los personajes muestran el progreso acorde a las historias contadas.

El jurado, tras realizar una lectura pormenorizada de los 22 libros concursantes en esta edición, señaló al auditorio que la narrativa está en momento bueno en Cienfuegos y en el país, y que a diferencia de otros certámenes, se trataron temas como la violencia, la droga, la muerte, el sexo, desde una mirada grácil y con propuestas originales, sin sobre explotaciones de temáticas o giros poéticos.

Durante las premiaciones se anunció que en la próxima edición se concursará en el género de biografías y testimonio.
(Tomado de 5 de Septiembre)

Cienfuegos encanta

 

CIUDAD PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

Conoce la ciudad

Conoce la ciudad

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua