Oxígeno: Signo de nuevos tiempos en la danza

Índice del artículo

Oxígeno: Signo de nuevos tiempos en la danzaPor: Aymara Cáceres Abreu
28 de junio del 2007
 

En el afán porque la danza prestigie el arte de la comunicación andan enrolados los jóvenes integrantes de Oxígeno, una novel agrupación de Cienfuegos que tantea con ribetes experimentales los lenguajes escénicos contemporáneos, desde una perspectiva antropológica como trasfondo.

A juicio de su director, Luis Manuel de Armas Dorado, buscan perfilar una técnica que no está etiquetada en un molde específico, "sino que se asocia a la exploración y al signo de los tiempos que vivimos".

Si bien las raíces del estudio antropológico permiten una indagación que pulsa los móviles internos y externos del bailarín para lograr su fusión con otras expresiones de la cultura artística y literaria, no es menos cierto que éstas, como testimonio de una realidad presente, comparten espacio con las más tradicionales y nuevas formas de expresión mediática.

Con Oxígeno, agrupación con poco más de un año de existencia (fue creada en octubre de 2005), se redimensiona el habitual devenir de la danza, desaparecen los límites, y el ámbito del teatro como institución especializada es invadido por la sorpresa y la multiplicidad de lecturas simultáneas, en un espacio fragmentado donde cada quien le acota al espectáculo desde la óptica de sus propias experiencias y asociaciones.

En su sede habitual, el teatro Tomás Terry, el pequeño núcleo de cinco bailarinas -todas con formación académica-, un director bailarín y un asesor, suman en su nómina de colaboradores a compositores, músicos, cantores, diseñadores, escritores e intelectuales, los cuales han enriquecido el desarrollo artístico de la agrupación.

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua